lunes, 21 de abril de 2014

Nueve años extrañando a Héctor

Hay ausencias que se sienten en el alma y la de Héctor Omar Saoretti es una de ellas. Un amante del básquet de los que casi no quedan, jugador hasta que el corazón le dio un alerta y que luego volcó su pasión en el periodismo. Pilín Galliadi, que había sido su entrenador, lo metió en su Naranja al Aire y allí conoció la radio y la TV por dentro. Después siguieron mil proyectos, entre ellos el de 3.05 en su versión revista, allá lejos y hace tiempo. Compañero de ruta, amigo entrañable y un tipo de los mejores, se hizo querer en todas las canchas de la ciudad, con el don de gentes que hoy cultivan sus hijos Luciano (jugador de Atenas) y Sofía. Por eso fue enorme el golpe cuando circuló la noticia de su muerte el 21 de abril de 2005. El Gordo dijo adiós hace exactamente nueve años y hace mucho que le debíamos este homenaje. Si en cada charla donde se habla de básquet lo seguimos extrañando...

5 comentarios:

  1. Gracias Huevo querido, siempre lo extrañamos y lo llevamos presente...
    Luciano Saoretti

    ResponderEliminar
  2. Un amigo con el compartí mil cosas..! Una persona inolvidable.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Luciano querido!! Qué gran tipo sos y debe haber sido tu padre que no llegue a conocer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Me gustaría saber quién sos !!!

      Eliminar
  4. Q placer era charlar con él dps de cada partido del Lobo en el Poli. Abz donde quieras q estés.

    ResponderEliminar