sábado, 21 de noviembre de 2020

Campazzo, nuestro NBA del presente

Es el mejor base argentino de la historia, con perdón de Cabrera, Cadillac, Cortijo, Milanesio, Montecchia, Pepe Sánchez, Prigioni y todos los que estuvieron antes. Pero Facundo Campazzo dominó la Liga Nacional siendo un pibito, domina Europa ahora de grande y conquistó el mundo con la selección nacional, a la que muchos daban fuera de la elite tras la Generación Dorada. El cordobés se puso la capa de líder a fuerza de carácter, talento, alegría, potencia, trabajo, defensa y liderazgo, un combo explosivo que hace rato se sabía con inevitable destino de NBA. Y va a ser ahora: con toda la madurez de sus 29 años, jugará la temporada próxima en Denver Nuggets, uno de los equipos de punta de la Conferencia Oeste, que confía en él para que lo ayude a pelear por el título de campeón. Después de dos temporadas, Argentina volverá a tener un representante en la mejor liga del mundo y será con este gigante de 1,81 metros, que hasta ayer la estaba rompiendo en el Real Madrid y que le demostró a todos que la altura no es problema para brillar en este deporte. (Foto FIBA)

No hay comentarios:

Publicar un comentario