domingo, 27 de octubre de 2019

El CEyE nunca lo va a olvidar

Fue uno de los mejores jugadores surgidos de la cantera del club en toda su historia y se fue joven, demasiado joven. Alejandro Piesciorovsky apenas tenía 23 años en julio de 1995, cuando falleció en un accidente dejando un vacío inmenso en la Asociación Platense de Básquetbol. Para ese entonces ya era una bandera del CEyE, una fija en la selección de La Plata y con experiencia en el seleccionado de Provincia de Buenos Aires, como en aquel Argentino de Cadetes en el que fue campeón compartiendo equipo con Alejandro Montecchia. Pero su club nunca dejó de recordarlo, tanto que la cancha de básquet lleva su nombre y además ayer retiró su camiseta, que quedará para siempre colgada en una de las paredes. En el equipo de Primera, ya nadie volverá a vestir el número 4. Ese número fue, es y será de Koki. Nunca nadie lo va a olvidar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario