sábado, 13 de agosto de 2016

Huevos olímpicos

Luego de perder ante Lituania, Emanuel Ginóbili había dicho que los partidos "no se ganan con huevos, se ganan jugando bien". Y Argentina no le hizo caso. Sin un juego lucido, pero con un corazón más grande que Río de Janeito, le ganó a Brasil en dos suplementarios y se clasificó a los cuartos de final de los Juegos Olímpicos. Nocioni (37 puntos y 11 rebotes) y Campazzo (33 y 11 asistencias) jugaron el partido de sus vidas para sacar de la galera un partido perdido y casi eliminar al local, pese a tener todo en contra. El lunes a las 19, la selección del Oveja cerrará el Grupo B contra España, que hoy se despertó y le sacó 50 a Lituania. La zona está tan pareja que a falta de una fecha hay tantas chances de terminar primeros como de ser cuartos, y al fin y al cabo eso es lo que menos importa. Lo real es que este plantel sigue escribiendo la historia en letras doradas y ahora escribió una página más, seguramente la más emotiva de los últimos años. Después de esto, ya no pedimos más nada. Si viene algo más, será un regalo para el alma. Otro más. Gracias, muchachos. (Foto fiba.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario