viernes, 9 de noviembre de 2018

Leo Zanassi, leyenda y legado

La cancha estaba llena como nunca en este año, y todos fueron a verlo a él. Es que Leonardo Zanassi jugaba su último partido y nadie se lo quería perder. Por eso estaban todos: el intendente de Berisso, sus compañeros de tantos años, su familia en pleno luciendo orgullosa las camisetas de Boca, de Peñarol, de Ferro, de Estudiantes, de los equipos italianos en los que la Araña dejó su sello. Decía adiós un tirador tremendo y, sobre todo, un gran tipo. Que se merecía una fiesta como la que vivió anoche a los 44 años, con "el momento más lindo y emotivo de toda mi carrera", como le dijo a 3.05. Más que los 13 triples en un partido o los Sudamericanos de menores en la selección. Gustavo Pérez, su DT ayer y en sus inicios en el Minibásquet del CEyE, lo mandó a la cancha en el cierre del primer cuarto y en el segundo explotó: tres triples de tres intentos para demostrar que la mano sigue intacta. El tercero lo vio desde el banco, pero en el último tenía que volver y volvió para un cierre soñado: metió dos libres con 16 segundos en el reloj y se llevó la ovación. Lo reemplazó su hijo Franco, al que le pasó el legado y que terminó cerrando el juego con una bandeja. La estadística dirá que Hogar Social le ganó a Tolosano por 74-65, pero eso no le importó a nadie. Porque todos fueron solamente a despedir a Leo, que se retiró del básquet con una sonrisa inmensa, abrazando al Corcho, a sus compañeros, a sus amigos, a sus vecinos, a los jugadores que entrena en el club, a todos y cada uno de los que fueron parte de una noche inolvidable, da la que compartimos apenas una postal con el este video...


3 comentarios:

  1. y trejo??? porque no jugo?

    ResponderEliminar
  2. Estaba en un torneo de veteranos en Paraná

    ResponderEliminar
  3. Excelente,muy bien por Leo !
    Una lastima no haberle avisado al que lo hizo debutar en primera.

    ResponderEliminar