jueves, 20 de abril de 2017

Ultimas imágenes del Osácar

Supo cobijar los sueños del básquet de Estudiantes durante décadas. Desde las enseñanzas de Eulogio Fernández en los años 40 hasta el ascenso al Torneo Federal en 2011, el gimnasio Pedro Osácar fue el escenario de grandes hazañas albirrojas. Allí brilló la enorme categoría del húngaro Nemeth, el dribling endiablado del Monito Jiménez, la polenta de Pilín Galliadi bajo los tableros. Allí el Pincha amasó los títulos metropolitanos de 1947 y 1952, y el tricampeonato de la Asociación Platense en los años cincuenta. Allí se asomó de nuevo al básquet de Capital cuando León Najnudel soñaba la Liga Nacional y allí dio cátedra el maestro Jorge Canavesi, el primer DT campeón del mundo, que también tuvo su paso por el club. Allí el Corcho Pérez dirigió a Joe Manley, el último estadounidense profesional que se calzó la roja y blanca, y luego a esos pibes irreverentes que vinieron del Metro a La Plata para mostrar lo que era una buena defensa y ser campeones en 1997, 1999 y 2002: los Fenoglio, Salomone, Pianezza y el mismo Mauricio López que ahora puso el pecho como técnico en el Federal. Los nombres son muchos menos que los que debieran, porque la historia es demasiado grande y no entra en estas pocas líneas. Pero toda ella pasa en un segundo cuando lo anunciado deja de ser palabras para transformarse en una imagen. En la sede del club hace rato que no se escucha picar la pelota naranja y lo que era la cancha en breve se va a transformar en un gimnasio de la cadena Sport Club. Lo que supo ser un gran semillero de basquetbolistas, hoy es el espacio de una obra. Y a muchos de los que se asoman por el portón de la calle 54 se les pianta un lagrimón...

14 comentarios:

  1. Presidente jugador de fútbol..... simplemente eso......

    ResponderEliminar
  2. Muy lindo todo el cuento pero era una cancha de mierda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual. Muy emocionante pero era una caja de zapatos.

      Eliminar
  3. Un lagrimón de pena y de bronca. Y agrego, no menospreciemos ninguna cancha dicendole caja de zapatos y/o tinglado, porque en ellos se forjaron las mejores figuras del basquet platense, seamos un poco respetuosos de lo que puede cada club. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso, EDLP no es cualquier club, y esa cancha demuestra lo que era el Basquet para Estuduantes: una disciplina más.... es triste pero es la realidad.

      Eliminar
  4. Pobre el Basquet de Edlp, de a poquito lo están matando!!

    ResponderEliminar
  5. La desventaja de tener de presidente un cabeza de pelota de fulbo. Es más importante arreglar con un croto que juega de marcador de punta que albergar a cientos de pibes jugando al basquet. Es la lógica de mercado de alguien que cree que porque fue un gran jugador piensa que puede ser un buen dirigente. pero los responsables son los socios. Lamentable.

    ResponderEliminar
  6. culpa de los socios, no del presidente.. simple.. lo votaron xq es el idolo de todos y ahora se quejan... pidieron por años un gimnasio nuevo, se los dió en el country y siguen quejandose; parece cuando se quejan de pichi, nada les viene bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El poli es de la gestión anterior, además ahí la prioridad la tiene el handball siempre y cuando el fútbol profesional no se le ocurra entrenar ahí. Para opinar hay que saber lo que pasa adentro RAFITA

      Eliminar
    2. YO SIGO TENIENDO LA CANCHA Y NO TENGO Q VIAJAR UNA HORA PARA VER SI ME DEJA ENTRENAR EL FUTBOL.. SALUDOS

      Eliminar
  7. Gestión Yuma!!!!!! Tranqui amigos, le queda poco al judoca y sus amigos contadores!

    ResponderEliminar
  8. Si la miramos con ojos de ésta época, o sea actuales, parece una cancha muy simple, per si pensamos en los años en que se contruyó, creo que a mediados o fines del 40, era hermosa, con un piso fantástico, quizás con poca capacidad para el público, tuve la dicha de jugar 5 años del 57 (campeones de cadetes)al 61, ya que en el 62 nos vamos con Pilín a la A. Sarmiento, pero esto es otra historia. Además tiene una ubicación en La Plata inmejorable, la del coutry, esta muy a trasmano.

    ResponderEliminar